adios 2

Cortesía: Revista Hola.com

La princesa de la Realeza Diana de Gales, es independiente a la hora de vestir, aunque tenga un protocolo donde ya está implementado desde hace algunos años en lo cual permite tener un status; pues a ella simplemente no le gusta las diferencias de clases sociales, y sabe que tiene una gran responsabilidad de poder en esta realeza, es sencilla por lo que no utiliza guantes, ya que piensa que es mejor saludar de mano a mano ,sin tener que protegerse con algo que le cubra sus manos esbeltas y pues lo que no permite un contacto directo con las personas a las que ella defiende sin césar.

También se ha caracterizado por ser una gran señora que representa bien a su nación, por lo que se ganó el nombre de “la princesa del pueblo”, ya que de una manera muestra la igualdad de clases y es un claro ejemplo en su forma de vestir sencillamente y su forma de ser con el que trata a la gente con humildad; Además por lo que ha hecho  bastantes aportes defendiendo las violaciones de la ley a Buckingham Palace.

 

Aunque por un tiempo utilizaba sombreros y tacones hasta los cuatro centímetros máximo, según el estilo clásico que utilizan en la época, decidió no seguir con esta moda, por lo que ella está en servicio para el pueblo. Según Lynn explica que ella lo hizo, porque principalmente sentía que no podía abrazar a los niños con tanto amor y de una manera permite que aquellos seres más inocentes se diviertan con sus joyas, ante todo demostrando que no se necesita tener poder para humillar a los demás, sino ayudando a los que más necesitan.

Finalmente, Diana de Gales muestra su personalidad de belleza en su estilo de vida de la mano con el pueblo al que representa como Princesa de la Realeza, por lo que alrededor de los 80’s, lucía más joven y colores neutros en su forma de vestir, pero eso ha cambiado con colores llamativos en los que no pierde su esencia aunque se haya separado en los 90’s del príncipe Carlos.